Historietas

Manolo EL Gallego

En ocasiones, cuando se es joven, el más mínimo de los problemas es muy grande para querer o sentir poder afrontarlo. Lo que ignoramos es que cada vivencia es parte del tiempo; y dicen que: “el tiempo lo cura todo”.
Es necesario saber, que son las vivencias quienes nos forman y obsequian pinceladas de sensatez y experiencia, que nos brindan sabiduría. 

(*) Extracto del capítulo ¡El maratón de la vida! del libro “cartas a un hijo”

(*) Leer extracto del capítulo.


Manolo El Gallego

¿Sabes por qué puedes gozar de la sombra de un buen árbol?
Porque alguien trabajó plantando el árbol.
El trabajo siempre dignificará al hombre, no hay ningún trabajo que sea indigno, ni servil. ¡El no trabajar es la verdadera indignidad!
Evita que tu trabajo te aburra, de lo contrario estarás haciendo nada en la vida.
Recuerda: ¡Tú no trabajas para alguien Trabajas para ti, en alguien!

(*)Extracto del libro “Cartas a un hijo

(*) Leer extracto del capítulo.


No es màs rico el que màs tiene sino el que menos necesita

La abundancia material no es la felicidad… Muchas veces podemos tener tantas cosas materiales y no llegamos a disfrutarlas; de allí que, en los pequeños detalles de la vida podemos vivir la felicidad.

Por eso, narro una vivencia de niño, que hoy, siendo adulto, la hice reflexión… Después de haber recorrido algunos de los mejores restaurantes del mundo, y de haber probado todas las chuletas de cochino, nunca me encontré ninguna tan sabrosa como la que disfruté en aquella cena con mis padres…

Y siempre me viene a la mente, eso que me decía mi mamá: “No es más rico el que más tiene, sino el que menos necesita” … 

(*)Extracto del libro “Cartas a un hijo

(*) Leer extracto del capítulo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba