Reflexiones

¡SOY MILLONARIO!

¡Qué gran festín; mi papá, mi mamá y yo, ¡comiendo una chuleta de cochino con un plato de arroz…!

Hoy, después de haber probado muchas chuletas de cochino en otros lugares del mundo, nunca encontré una tan sabrosa como la de mi madre, y me viene a la mente eso que siempre ella me decía: 

 “Carlos, no es más rico el que más tiene, sino el que menos necesita”.

Desde el momento que encontré ese billete tirado en la calle, fui realmente millonario, en la intimidad de mi hogar, cenando con mis padres, siendo felices y disfrutando el momento.

 (*)  Extractos del Capítulo “Soy Millonario” del Libro “Cartas a un Hijo”donde se reflejan los sentimientos de alegría y agradecimiento de un hijo, al vivir momentos especiales de un hogar humilde pero rico en felicidad,  junto a sus padres.  

SEGUIR LEYENDO TODO EL CONTENIDO EN EL LIBRO: cartas a un hijo

Volver arriba