Reflexiones


Rodesindo: un  agricultor de mi pueblo

Rodesindo: un  agricultor de mi pueblo

“Mira Carlos, hace muchos años decidí que haría únicamente lo que quiero hacer. No fue fácil; porque primero tuve que tener claro qué es lo que quería, y después desear solamente eso que quería».   
 
Pero lo que más me llama la atención, es que Rodesindo, no tuvo que irse a buscar nuevos horizontes, a perseguir sueños; encontró su felicidad en una pequeña aldea de Galicia, siendo  un agricultor.
¡Hoy quiero darle un pequeño reconocimiento a este agricultor de la felicidad! 

(*)Extracto del Capítulo Rodesindo: Un agricultor de mi pueblo del Libro “Querer Volver”


¿ Venezolano, eres feliz?

¿ Venezolano, eres feliz?

Envidiamos a los demás porque poseen cosas que nosotros no tenemos, y por eso los creemos más felices. 
Nos concentramos en lo que tienen los otros; olvidándonos de apreciar lo que nosotros tenemos.


(*) Extracto del capitulo  ¿Venezolano eres feliz? del libro “Cartas a un hijo


¡El nieto y el abuelo!

¡El nieto y el abuelo!

El nieto que quiere cambiar al mundo, el abuelo que sólo aspira que el mundo no lo cambie a él. 
El abuelo que camina despacio, sin prisas, como queriendo alargar ese tiempo que le queda para llegar a su destino. Uno que no le da importancia al tiempo, porque le sobra… 

Qué interesante encuentro en el que hay de por medio dos generaciones; pero a la vez cuántas visiones que tratan de converger en el concepto de la vida.

(*)  Extracto del Capítulo ¡El nieto y el abuelo! del Libro “Cartas a un hijo

Volver arriba