“Una sociedad sin una clase media fuerte y amplia, está destinada a las revoluciones o a las dictaduras”

«Manejar a una persona o colectivo sin educación y sin recursos, es muchísimo más fácil que alguien que tengan ambas. Vemos el caso de continentes, como la mayoría de los países africanos que están gobernados por pocos, que manejan a la mayoría con el espejito de la época de la Conquista»

CARLOS DORADO/GLOBOMIAMI.

Martes, 27 Julio del 2021

Con el inicio de la pandemia, la clase media disminuyó al 37,3%; la clase vulnerable aumentó al 38,5%, y las personas de escasos recursos se situaron en un 21,8% de la población de América Latina y el Caribe, según un informe reciente del Banco Mundial. Se trata de una realidad preocupante, dice Carlos Dorado, presidente de Italbank y vicepresidente de Italcambio en entrevista al ObservadorLatino.

Él está convencido que una sociedad «sin una clase media fuerte y amplia, está destinada a las revoluciones o a las dictaduras». La historia del mundo, contó, da la impresión de que se desea continuar repitiendo los mismos errores y en la actualidad con el desarrollo de la tecnología, la desigualdad está aumentando cada día más.

En 2020, 4,7 millones de personas de la clase medida en la región quedaron en una situación de vulnerabilidad o pobreza como consecuencia de los efectos negativos de la covid-19, retornando los avances sociales que se habían logrado hasta el momento.

Las cifras que mostró el Banco Mundial son poco alentadoras y los Estados deben implementar políticas efectivas para revertir la situación. La clase media conformada por quienes tienen un ingreso per cápita entre US$ 13 y US$ 70 al día, sobrepasó a los vulnerables, con ingresos de entre US$ 5,50 y US$ 13 diarios, y a los pobres, que están por debajo de US$ 5,50 al día, siendo el grupo más amplio en 2018, reseñó la agencia de noticias Reuters.

Seguir leyendo

cdorado

Volver arriba